viernes, 18 de junio de 2010

Confesión Primera: Orígenes.

...No se me quede viendo así, pastor, como quien se sorprendiera de escuchar algo nuevo. ¿A poco me va a decir que no sospechaba de mis preferencias? Sí, ya sé que se siente dolido porque me considera casi un miembro de su familia, y le agradezco la cercanía que ha tenido conmigo y con mis hermanos durante todos estos años. Y sí, me imagino que le sorprende escuchar esto de mí, dado que siempre he sido muy participativo en la iglesia y cosas así. Creo que, después de todo, tiene razón. No se me nota la putería, jaja. Aunque desde hace mucho tiempo sabía qué onda conmigo, era algo que me causaba conflicto. Ya sabe, las doctrinas de la iglesia están en contra de este modo de vivir. Pero ¿qué le puede hacer uno? ¿Oración? La hice, muchas veces. Primero deseando que Dios me quitara los "malos pensamientos", que me perdonara por concupiscente y cosas así. Ya después me afectaba menos. No sé si en verdad sea normal. No sé si sea una aberración. Lo que sé es que así soy yo y me siento a gusto con ello. ¿Novias?....¡ay, pastor! ¿Qué no se acuerda que era yo de los más novieros en la iglesia? (y si supiera que a su hija la pasé por las armas....)Pero siempre había algo, no sé, la sensación de que no era eso lo que yo quería. Y fue cuando empecé (uy!! y si supiera que fue con Mauricio, su hijo mayor, que por cierto es todo un semental...ejem ejem). De intercambios de miradas en los baños públicos, a manoseos en los campamentos y luego a trabajos orales (dados y recibidos), para terminar en revolcones fenomenales...con unos y con otros. ¿Que qué opinan mis papás? Obvio no lo aceptan!! Pusieron el grito en el cielo. Más mi mamá, que estaba terca y terca que me hiciera novio de la Tiffany, la hija de su mejor amiga que vive en Xalapa. Aunque claro, hace tiempo que anduve con ella. Sólo para demostrarle a mi mamá que sí podía. Y para demostrarme a mí mismo que también podía. Aunque claro, estaba con ella más por el interés de ligarme a Sergio, su hermano. Lo cual se dio, más temprano que tarde. ¡Y vaya que la pasábamos bien! Hasta el día que nos cachó su papá y casi que se nos para el corazón a ambos porque pensamos que nos iba a dar una madriza. Pero ¡qué va! Los dos estupefactos, y que el tipo se va abriendo la bragueta...no, pues bien dicen que a buen entendedor, pocas palabras. Y un acto entre tres, déjeme decirle, es muuuy entretenido.
Y así las cosas con mi vida, pastor. ¿Que si me arrepiento? ¿De qué? ¿O para qué? Lo que está hecho, bien o mal, se queda en el recuerdo. Sólo me queda seguir adelante. No sé si para bien o para mal, como usted vaticina, pero sí con congruencia y honestidad. Y a todo esto....¿por qué se le hizo un bulto en el pantalón, huh?

3 comentarios:

HMGN dijo...

Noecito me encanto lo erotico de tu post, eso ultimo con el padre me encanto jaja neta decir que por poco se me para siguele asi, esta bueno bye apa

Noé dijo...

Jaja, #fuertesdeclaraciones. Pero bueno, me alegra que te haya gustado. Gracias por visitar!!!

José Carlos dijo...

Un nuevo blog Noé! Guaoooo! Este está con heavy heavy declaraciones! Impresionante! Muy, muy, muy impresionante!