miércoles, 17 de agosto de 2011

Debrayando al azar.

-Apenas el lunes volví a Linares, después de haber estado todo un mes en Tabasco. Fueron casi 24 horas-nalga en los autobuses. La sesión de desplantes de hoy deberá estar brutal para compensar eso.
-Cuando una canción me gusta, le doy "play" una y otra vez, hasta aprendérmela de memoria. Me está pasando justo ahora con "One and only" de Adele =P
-Si alguien tuviese pensado dominarme, creo que lo haría con chocolate. No hay cosa que me guste más que eso =P
-El helado de chocolate Abuelita que el roomie dejó en el refrigerador está de po-k. Nos vemos dentro de 10 kilos.
-Hablando de kilos, creo que la razón fundamental de toda rutina de ejercicios es "sólo quiero verme bien desnudo".
-China me da miedo. Por lo enorme, sobrepoblada y contaminada que está. Y porque no podría distinguir a un chinito de otro =S Agréguenle a ello la barrera del idioma y el choque cultural, y la "chinofobia" está lista.
-Por el contrario, Brasil me atrae. Y el portugués me parece un idioma "sepsi", casi tanto como el francés.
-De amores no hay nada escrito. Pero estoy de acuerdo en que el propósito de amar a alguien no debería ser el esperar reciprocidad, sino el sentirnos felices por ser capaces de demostrar un sentimiento tal y que esa otra persona se sienta feliz por ello.
-De ahí que crea que aquellos que decimos "sufrir por amor" es porque en algún punto del camino perdimos de vista el objetivo planteado anteriormente.
-No hay cosa tal como la "media naranja". Existe más bien una naranja completa (o plátano, o chirimoya, o tuna, o ciruela, lo que gusten) con quien nos sentimos identificados, y de quien podemos enamorarnos. Pero esa fruta (o verdura, o legumbre, o lo que ustedes gusten) no nos complementa. Sólo hay afinidades. Y sentimientos, claro está.
-Me considero zen, cool, relajado, ecuánime y dueño de mí =P Aunque a veces pierdo el control de las emociones. Lo cual no es malo, por supuesto. El problema viene cuando ese descontrol se vuelve más frecuente o cuando deliberadamente me dejo llevar.
-Soy limpiador compulsivo. Pero, obedeciendo al hecho de que no me dejaré llevar por emociones, hoy no haré limpieza, jaja.
-Me considero preparado para decir adiós.
-Dicen que del dicho al hecho hay mucho trecho. Yo digo que el puente que puede atravesar ese trecho consiste en un buen plan de acción, una determinación firme y animosidad a prueba de todo.
-Puedo ser muy, muy cursi, o por el contrario muy. muy frío. Creo que ahora estoy en un punto de transición entre lo primero y lo segundo.
-Al pasado debería volverse sólo para obtener alguna enseñanza o experiencia que nos pueda ser útil. El presente se vive al máximo, y al futuro se le debe ver con expectación, mas no con miedo.
-Con su permiso, me iré a dibujar.

5 comentarios:

tnf25 dijo...

Lo de China...coincido, yo trabajo con ellos y bueno...

la rutina de ejercicio, CLARO!!!

aqui traigo unos chocolatitoooos...

Noé dijo...

Yo a los chinos los veo cómo pululan en los supermercados con sus puestos de comida =P Y pese a que la filosofía oriental es bastante buena, los percibo como carentes de alma. Pero bueno, es una opinión personal y espero equivocarme.
Lo del ejercicio, ni qué decir. Se trata de gustarse uno mismo y después gustarle a los demás.
¿Dijiste chocolatitoooooos?....a tuuuuus órdeneeees, aaaamoooooo, jejejeje.

AlexCerati dijo...

De los chinos, su cultura antigua y su comida. De los brasileños, sus cuerpos (algunos, eh), su idioma nomás no me gusta...
Y sobre los chocolates.... debieras probar unos que se hacen en mi tierra, son los mejores del mundo. Eso digo yo, pero nadie que los haya probado me desmiente.

Noé dijo...

Jaja, curiosamente se dice lo mismo de los chocolates de Tabasco =P Así que sobre gustos tampoco hay nada escrito.

HiperInteractiv dijo...

Concuerdo con lo que dices acerca del ejercicio, pero también sirve para que ilustres el banner de tu blog con unas fotos que me acaloro!, jaja.
Saludos Noé.