martes, 25 de octubre de 2011

Al Vapor.

Un amasijo de manos, brazos y piernas. Sudor a todo lo que da. N no piensa. Sólo fluye, cierra los ojos y se deja llevar por la situación. El güerillo sobre el que está sentado le acaricia la espalda, le muerde el cuello o le dice guarradas al oído. El otro güerillo (el flaco), tiene hasta el tope el miembro de N y es muy evidente que le está gustando la situación. Lascivia al por mayor. No se había sentido tan...tan...pues tan puto desde hacía mucho tiempo. Otros tantos en el sauna sólo contemplan la escena. Algunos se relamen, otros se tocan y tantos  más se manosean descaradamente. La mano derecha de N está ocupada gratificando a otro tipo, el de la sonrisa maliciosa que hacía unos minutos le había dicho en las regaderas "¿te enjabono?". Besos cargados de lujuria. La calentura ya no se debe a la temperatura del sauna. Otro tipo se acerca al trío, y entretiene al güerillo flaco con lo que tiene entre las piernas (por cierto, de considerables dimensiones). El recuerdo de Doc se disuelve en saliva....Al siguiente blowjob manda al diablo el remordimiento de conciencia. Lo que cuenta es el momento. Y en ese momento, N es la estrellita sexual de ese show. Es manoseado, penetrado, besado, lengüeteado...todo al por mayor. Los que están sentados en el extremo derecho del vapor lo miran de una manera tal que si la lujuria fuese dinero, serían millonarios. Desean estar en ese trasero. Y N lo sabe. Los mira, les sonríe y al final vuelve a cerrar los ojos mientras se concentra en el vaivén de tanta humanidad alrededor suyo. Ya no sabe quién es quién ni dónde está cada cosa. Pero de que está lleno, lo está...literalmente.
N pierde la noción del tiempo. Lo mismo cabalgó que fue cabalgado. Hace un recuento...el mamado de Torreón, el güerillo guapo, el "¿te enjabono?", el cara de niño, el güero flaco, el grandote bien dotado, el rasta (igual de bien dotado), el que le decía cochinadas en francés, el pseudomamado del bóxer negro, el genérico X que quería hacerlo bareback y se fue mucho a la chingada, el que tenía rasgos orientales, el del pito tipo Gonzo...Se siente exhausto, a la par de satisfecho. Doc continúa anquilosado en su memoria, pero ya no lo ve como un motivo de sufrimiento. Después de todo, el sexo con amor sigue siendo básicamente sexo.

3 comentarios:

tnf25 dijo...

BRAVO!!! y si..sexo es sexo....ni mas ni menos..

AlexCerati dijo...

Wooooorales! Esta vez si me dejaste sorprendido! Lo mejor es el recuento!

Noé dijo...

Toño:
Pos sí =P ¿Para qué complicarse?

Alex:
Pues ya ves...no es de todos los días, pero cuando pasa...pasa =P